El mundo de los prestamos rapidos o urgentes es desconocido para un gran número de personas. Muchos desconfían nada más verlos y otros piensan que son soluciones milagro. Lo cierto es que los anuncios de televisión han contribuido a distorsionar claramente la realidad que envuelven a este tipo de créditos. La letra pequeña pasando por debajo de la pantalla o la aparición de un fajo de billetes como por arte de magia no ha servido para crear una imagen muy positiva.


Muchas de las empresas que ofrecen estos créditos 24 horas están respaldadas por grandes bancos. Lo que ofrecen son pequeños créditos, hasta los 6000€, en un corto periodo de tiempo con un alto tipo de interés. Normalmente se hace un pequeño estudio para conocer si la operación es viable o no. Básicamente se mira que el demandante del dinero tenga trabajo estable. El tiempo para devolver el préstamo puede extenderse hasta los 4 ó 5 años.


Normalmente estos créditos son utilizados para la adquisición de bienes de consumo o para saldar alguna deuda. Conviene tener muy claro las condiciones sobre las que se rigen estas operaciones, ya no sólo sus tipos de interés sino también los intereses de demora.


Por otro lado existen préstamos al margen de grandes empresas financieras. Se realizan a través del capital privado que viene aportado por los particulares, generalmente reunidos por alguna empresa que gestiona la oferta y la demanda de capital.


Generalmente estos prestamos privados o creditos privados son utilizados para necesidades de capital más importantes que los anteriores. Entre ellas podríamos encontrar el pago de deudas, el rescate de un negocio, etc. Es así puesto que estos prestamos rapidos ofrecen cantidades de dinero muy superiores a las anteriores y un tiempo para devolverlos de hasta 15 años. El estudio del cliente se limita a comprobar que tiene una propiedad totalmente pagada, sin importar trabajo o deudas pasadas. Incluso personas incluidas en el registro de morosos del ASNEF pueden acceder a estos créditos, es por ello por lo que se les conoce como prestamos urgentes con ASNEF.


Estos dos tipos de prestamos rapidos son los más comunes y utilizados aunque es posible encontrar otros tipos según sus condiciones, tipos de interés y periodo de devolución.


Cuando el dinero escasea, a veces usted necesita un préstamo en caso de apuro. El problema es que obtener un préstamo personal a través de un banco tradicional o institución de creditos rapidos puede tomar más tiempo. Si los amigos y la familia no son una opción, es posible que tenga que recurrir a la obtención de los prestamos rapidos online. Hay varias compañías que le guían en el proceso de cómo obtener un préstamo. Por lo general, sólo necesita una cuenta de ahorros para que el dinero sea transferido el día siguiente.


1 Buscar una empresa que ofrezca los prestamos rapidos online. Usando una búsqueda en Internet, encontrar una empresa que ofrezca "préstamos inmediatos", "payday loans", o "préstamos personales" en caso de apuro.


2 Llenar la solicitud de préstamos rapidos en línea. El proceso de cómo obtener un préstamo en línea suele ser sencillo. La aplicación le preguntará por elementos tales como su nombre, dirección, número de Seguro Social e información de cuenta de cheques. La compañía de préstamos quieren asegurarse de que usted tiene una cuenta de ahorros para que puedan descontar el dinero. Además, algunas instituciones de préstamo en línea utilizan su número de Seguro Social para verificar su crédito, mientras que otros no lo hacen.


3 Obtener la aprobación de la compañía de préstamos. Después de que la revisión de su solicitud está completa, usted será aprobado o negado por la cantidad de dinero que está solicitando.


4 Aceptar los términos y condiciones del préstamo. Preste mucha atención a la tasa de interés y las tasas que están cobrando por el préstamos. Muchas veces las condiciones del préstamo especifican que el deberá ser devuelto en un corto período de tiempo. Por lo tanto un tipo de interés al 20% no parece mucho mayor que una tarjeta de crédito. Sin embargo, eso es por lo general un 20% por mes, o 240% al año.


5 Recibir el dinero en su cuenta bancaria. La compañía de préstamos transfiere el dinero a su cuenta de cheques en 1 día laborable en la mayoría de los casos. Ahora eres libre para gastar el dinero como usted desea.


Muchas personas tienen la costumbre de aceptar créditos "del primer banco que se lo conceda" sin importar las consecuencias catastróficas que su decision pueda tener en un futuro y puedo asegurar que un gran porcentaje de quienes utilizan esta tactica se encuentran hoy en el buro de credito.


Es por eso que es mejor analizar diversas opciones de financiamiento pues las tasas de interés y comisiones bancarias en un futuro se pueden convertir en un verdadero problema.


Lo primero que debes tomar en cuenta es que el mejor crédito personal, empresarial, automotriz o hipotecario es aquel que se adapta mas a tus necesidades y posibilidades.


¿Para que solicitar un crédito de alto monto si solo lo necesitas para salir de un inconveniente pequeño?


Las instituciones financieras han diseñado créditos específicos de acuerdo a las necesidades del consumidor de manera que es posible elegir créditos a tu medida de acuerdo a tus necesidades y capacidad de pago.

Al solicitar un crédito es conveniente analizar, entre las diferentes ofertas, una serie de elementos que pueden servir para diferenciar unos créditos de otros, así tendríamos que tomar en consideración:
  • Comisiones Bancarias de estudio y otras.
  • Posibles penalidades por amortización anticipada de los créditos.
  • Gastos por no disposición.
  • Necesidad de avalistas.
  • Necesidad de constituir garantías hipotecarias.
  • Posibles bonificaciones fiscales por los pagos de los créditos.
  • TAE
  • Tipo de Interés nominal.
  • Interés fijo o variable.
  • Interés mixto.
  • Períodos de carencia o gracia
  • Número de cuotas anuales de amortización.
  • Período total de amortización
  • Tipo de cuotas de liquidación: fijas, progresivas, regresivas.
  • Cuotas totales de amortización.
  • Gastos de formalización.


Pero una vez conocidas estás, y aún otras, características de los créditos a formalizar, es frecuente encontrarse con que las posibilidades de análisis excedan a nuestra capacidad, de manera que la elección del préstamo nos lleva a una duda fundada:


¿Cuáles son los mejores créditos?


Es importante tomar en cuenta la TAE de la operación, y, a partir de ahí, priorizar lo que interesa más al usuario (número de cuotas anuales, plazo de tiempo, para en función de esas necesidades, llegar a la conclusión personal de cuál es el mejor crédito, aplicable a nosotros mismos.


En base a esto, puedo ceder unas centésimas en el importe de la TAE o del interés nominal, a cambio de obtener unas cuotas mensuales más bajas o mayor número de amortizaciones anuales, porque ello responde a mis necesidades financieras, atendidas las distribuciones temporales de mis ingresos.


No existen los mejores créditos, ni los mejores préstamos, , sino que cada uno debe encontrar, en función de sus intereses, necesidades y disponibilidades, sus mejores préstamos o sus mejores créditos personales.


A cada momento aparece la necesidad de hacernos de dinero de forma veloz e instantánea, y para todos ellos se inventaron los Creditos Ya o también conocidos como Creditos Personales Rapidos una opción de financiación a corto plazo.


También llamados en la jerga como dinero ya, o creditos rapidos, prestamos rapidos entre otros nombres, son un tipo de producto que pese a su facilidad de consecución llevan como contrapartida un costo elevado, ya que en general los creditos ya se caracterizan precisamente tener tasas de interés elevadas comparadas con el resto de los productos de financiación.


De esta manera, podemos mirar entidades que ofrecen creditos ya con un costo de hasta el 20% TAE, muy similar al que cobran las tarjetas de crédito por tener de los fondos.


Debemos destacar que cuando hablamos de los creditos ya tenemos que hacer mención a que las entidades ofrecen al cliente la posibilidad de elegir entre muchos tipos de cuotas y flexibilidad a la hora de pago, reduciendo así las cuotas mensuales pero alargando el periodo de amortización.


Entre varios requisitos que suelen tener que cumplirse para acceder a un credito rapido mencionamos:
  • Tener su nomina domiciliada en la entidad
  • Datos personales
  • DNI
  • Tarjeta de residencia
  • Petición de un pequeño estudio para valorar la solvencia del solicitante


Asimismo, otras entidades solicitan recibo de domiciliación de banco a nombre del solicitante del préstamo (como luz, agua o gas) y el número de cuenta corriente en el que se domiciliará el préstamo. Además, pueden pedirnos un comprobante de domicilio, identificación oficial, y comprobante de ingresos.


Si todo esto está en orden, los creditos ya tardan sólo 24 horas en acreditarse en nuestra cuenta.


En cuanto a la finalidad del préstamo, la misma no está condicionada a un fin específico, pudiendo utilizar el dinero para lo que desee sin dar explicaciones, aunque en general suelen utilizarse para reparaciones urgentes.


Lo principal es no darse prisa y tomarse el debido tiempo para estudiar cada oferta del mercado, ya que en ocasiones será preferible esperar y negociar otro tipo de prestamos personales o ahorrar para adquirir el bien o servicio, y no es conveniente endeudarse por encima de sus posibilidades.


¿Alguna vez has tenido necesidad de conseguir un préstamo rápido para resolver un nuevo e inesperado contratiempo como un factura más alta de lo normal, una avería en casa o un desperfecto en tu automovil?


Solicitar un crédito en una institución financiera puede llevarse bastante tiempo. Ante todo porque te pedirán bastante documentación indispensable para la solicitud, y después, porque hoy día no se ofertan muchos préstamos porque el nivel de morosidad e impagos no se detiene. Además, la cantidad mínima a solicitar en un banco son 500 euros y para este tipo de propósito del que mencionamos, que precisas una solución rápida, probablemente ésta no sea la mejor elección.


Por todas estas y más razones los creditos rapidos están en gran demanda alrrededor del mundo. Se basan en cantidades pequeñas que van de 50 a 500 euros, y son solicitados mediante internet. Y ya que se trata de cantidades pequeñas ni necesitas que alguien te avale, mucho menos hacerte de tantos papeles. Apenas vas a rellenar con tus datos personales un formulario en línea, la cantidad que deseas, plazo de devolución y garantizar que cuentas con un ingreso mensual. Es más, no has de preocuparte si estás desempleado o ya te encuentras jubilado, no necesitas presentar una nómina. Al presentar tu prestación por desempleo o tu pensión, el crédito rápido te lo tramitan de inmediato.


Una vez rellenado y enviado el formulario te confirmarán si te lo han concedido y, en caso afirmativo en unos minutos puedes contar con el dinero en tu cuenta. Para devolverlo vas a tener que realizar una transferencia.


En estos tiempos esta modalidad ya forma parte del público que utilizan la web para hacer sus compras y demás trámites. Esta vez se suman los minipréstamos con un sólo click. Brindamos las mejores ventajas, el mejor servicio al cliente, aqui nos hallamos decididos a atenderte todos los días de la semana.